Home » Blog » Maquillaje para fotografía

Maquillaje para fotografía

¿POR QUÉ ES IMPORTANTE EL MAQUILLAJE EN LA FOTOGRAFÍA?

En primer lugar, el maquillaje es un elemento importante para las dos partes implicadas en cualquier trabajo de fotografía, y que no son otras que los propios fotógrafos o estudios de fotografía, y la clientela que solicita dichos trabajos. La cuestión es que una clientela satisfecha supone un éxito laboral para los fotógrafos, es así de simple, y un trabajo de maquillaje puede conseguir que esto se produzca, o el efecto totalmente contrario: que la persona no aparezca nada favorecida en el trabajo.

A la hora de maquillar a una persona para un trabajo de fotografía se deberá tener en cuenta una serie de factores:

La temática tratada en el trabajo: En este apartado se puede realizar un símil con la ropa que utilizamos cada día, ya que no utilizamos el mismo tipo de vestimenta para realizar deporte que para acudir a un día de trabajo en la oficina. Con el maquillaje ocurre lo mismo, no se realizará el mismo trabajo de maquillado en un set de fotografía orientado a, por ejemplo, un ámbito laboral, como en el caso de modelos; que en un set más informal como puede ser algo personal o familiar, o en algún tipo de fotografía temática o artística con el que se quiera conseguir un determinado efecto.

La iluminación: Este es uno de los factores más importantes, ya que maquillaje e iluminación van prácticamente de la mano en el campo de la fotografía. La intensidad de la luz, su tonalidad, dirección, el hecho de que se trate de iluminación artificial o natural… son aspectos que van a condicionar el trabajo de maquillado de la persona a fotografiar.

Por ejemplo, el hecho de emplear luz natural provocará que el maquillaje se aprecie mucho menos en la fotografía que cuando se utiliza luz artificial; mientras que con esta última se puede controlar cualquier aspecto de los anteriormente mencionados buscando obtener la mejor imagen.

Los colores empleados: Cuando hablamos de color nos referimos a dos aspectos, uno, el del color de maquillaje empleado, el cual evidentemente deberá ser el adecuado tanto para el contexto de fotografía que se va a crear como para la persona en la cual se está aplicando teniendo en cuenta las diferentes tonalidades de su piel, cabello, ojos… y dos, al color de la fotografía empleado, ya que se puede estar realizando un set de fotografía a color, o en blanco y negro. En estos dos casos van a existir ciertas diferencias a la hora de maquillar a una persona y lograr que el maquillaje se aprecie en la fotografía.

Otro aspecto al que se debe hacer mención es que inevitablemente se suele asociar el hecho de maquillar a una persona con que esta sea mujer. Sí que es cierto que en la mayoría de los casos los trabajos de maquillaje se realizan en mujeres, pero en determinados ámbitos laborales y trabajos los hombres requieren también ciertos retoques estéticos para favorecer su imagen y que esta quede plasmada en la fotografía.

Etiquetas: